Webs Personales Globered
Consigue tu propia página web
 
 Anhelen la Sana Doctrina
 
 
 
 Escapa de la "APOSTASÍA" ahora
Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis párticipes de sus pecados, ni recibáias parte de sus plagas; .- Apoc. 18:4.-
0 0 0

LAS BIBLIA Y LAS PERSONIFICACIONES

Por: *Ricardo Patricio* | Publicado: 21/01/2011 05:30 |
                                      
 


 
 
 

 

LA PERSONIFICACIÓN NO ES SER PERSONA

 

 

 
Observemos ahora las personificaciones

Una herramienta literaria que se usa con frecuencia en la Biblia es la de la personificación [Prosopopeya]. Muchos de los "atributos personales" del Espíritu Santo mencionados, pueden ser el resultado de esta herramienta.

 

1. Las piedras hablan: Lucas 19:40.- ¿Son personas las piedras?

 

2. Por ejemplo, Pablo habla acerca del pecado como de algo que "le engañó" y que "le mató." (Rom. 7:11).


3. Dice además: "la muerte reinó desde Adán a Moisés." (Rom. 5:14). Sin embargo, ni el pecado ni la muerte son personas.

 

4.
El pecado es una persona que reina
: Romanos 5:21


5. Hay otros ejemplos como "el amor todo lo soporta...no piensa lo malo" (1ª Cor. 13:4-5).
 

 
 
6.
La tierra tiene boca y traga casas, hombres y sus bienes
: Números 16:32.

 


7. "la misericordia y la verdad se encontraron"
(Salmos 85:10).


8.
Los cipreses y los cedros del Líbano hablan y tienen sentimientos porque se gozan:
Isaías 14:8.


9. "la luna se avergonzará y el sol se confundirá"
(Isa. 24:23).

  

10. "cantad loores, oh cielos" (Isa. 44:23).

 
 

11. Los valles hablan y cantan: Salmo 65:13.


12. El campo se goza y los arboles se alegran: Salmo 96:12.


13. Los ríos mueven las manos, los montes se gozan: Salmo 98:8.



14.
El mar tiene ojos, le da miedo y huye, el rio Jordán se asusta y retrocede, los montes saltan como carneros, y los collados como corderitos:
Salmo 114:3-4


15. "vosotros sois la sal de la tierra. Pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salado?...
(Mateo 5:13)
 
 

   16. Los montes, los collados, los arroyos y los valles escuchan y pueden ser heridos a espada: Ezequiel 6:3.-

 

17. Los montes tienen ojos y se asustan, y el abismo habla y levanta las manos:
Habacuc 3:10.

 

18. La piedra clama y las tablas le responden: Habacuc 2:11.



etc. etc. En todos estos ejemplos, el tema que se desea personificar no es una persona como tampoco lo es el Espíritu Santo.
 
 

Observemos otros tantos ejemplos, que nos muestra claramente la misma Palabra bíblica

 

 

19. Lectores previamente les animo a buscar en GÉn.. 4:10.- "la sangre de Abel, clama".

 

 

20. Por ejemplo  VEAN ustedes como se personifica a la sabiduría en Proverbios (1:20-33; 8:1-36)

 

 

 

21. Incluso la sabiduría también está personificada en (Mateo 11:19) y (Lucas 7:35) y se dice que tiene “obras” e “hijos”

 

 

 

Sólo podemos decir sin lugar a dudas que se explican conociendo un poco de una herramienta literaria llamada "prosopopeya".

 

Una prosopopeya es una metáfora ontológica que consiste en personificar lo abstracto a fin de hacer entendible su influencia, actuar o para enfatizar algo sobre algo impersonal. Esto es lo que hace la gente cuando dice, por ejemplo: "me agarró la corriente"

 

 

Esta conocida herramienta es bastante usada en el habla hebrea y hasta en nuestros días también con otros idiomas en la literatura. La personificación de cosas impersonales es algo común en la Biblia, y como veremos no por eso se debe llegar a la conclusión de creer que lo que se personifique sea una persona literal, sino que se personifica para enfatizar algo sobre esto y hacerlo más entendible.

 

 

 

A ver, veamos, por ejemplo Pablo dice que el pecado lo engañó y lo mató (Romanos 7:11) y nadie concluye que el pecado literalmente sea una persona embustera que engaño sagazmente a Pablo y luego lo mató. El uso de la herramienta se hace para enfatizar que el pecado produjo en él una falsa impresión y un efecto nocivo espiritualmente hablando. Debido a que estamos acostumbrados a interactuar con personas nos es necesario personificar lo abstracto o impersonal para entendernos.

 

 

 

Otro ejemplo lo podemos ver en la carta Pedro donde escribe:

 

"Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma" (1ª Pedro 2:11)

 

 

 

Este es otro uso de prosopopeya, nadie pensará que literalmente los deseos carnales son una armada entrenada que mantiene una férrea batalla contra el alma. Pedro personifica a los deseos carnales para enfatizar los efectos de la lucha interna que se da en el hombre a la hora de escoger, entre los deseos pecaminosos de la carne y los deseos espirituales del alma recta. Eso se enfatiza mediante la herramienta literaria antes mencionada.

 

 

 

Veamos igualmente lo que Pablo también señala:

 

"Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo fue entre vosotros" (2ª de Pablo a los creyentes en Tesalónica 3:1)

 

 

 

¿Se imagina a alguien pensando que literalmente la palabra del Señor sea una persona con pies debido a que puede correr?

 


Obviamente que no. Es muy vidente, que la herramienta es usada para describir el deseo que tenia Pablo de que el conocimiento de la palabra del Señor se extienda.

 

 En consecuencia, con los claros paralelísmos expuestos, queda demostrado, que el espíritu santo NO es una PERSONA, ni menos se trata de una tercera persona divina, cómo sostienen ridículamente los adoradores de la falsa trinidad.-

 

 

 ______...........___
 
Comenta